Respirar ausencias

Respirar ausencias

condena a un sin rumbo

de pasos rígidos y borrosas vistas.

Besar ajenas calles

desata invernales camelos

y escarchas del tiempo se beben las manos.

Se nace extranjero de caminos propios

turista de visiones, espectador en primera persona

de letras que nos bailan en la sala de espera.

Es fácil bañarse en las sonrisas vacías

de los que nos traban.

Imposible amarrarse el alma en los dedos

o casarse con los sueños

mientras arrullan los días y

premian el ocio obligado de alguien

que no sabe estar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s