Despedida

Llévate el vulgar grito de tu inmadurez.

Vete con tus ansias de victorias inútiles.

Que no se te olviden

Tus ridículas disertaciones de lo que debía ser.

Pero déjame tu beso suave y tu sonrisa bella.

Deja tus versos llenos de mi vida en ti.

Déjame tu vida plena en mi pecho tuyo.

Déjame besarte siempre y morir en ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s