Aguardiente

Aguardiente que anestesia mis pesares,

Porque no me devuelves

la sonrisa sincera de verla a mi lado.

El amigo eterno

sin cargarme a sus hombros,

mi canción romántica o la absurda parodia.

Aguardiente que me colmas,

¿Por qué te burlas?

¿Por qué no me dejas tendido en la sombra

sin la esperanza inútil de volverla a besar?

Sin la nostalgia egoísta de mi hijo lejano

ni la vastedad aplastante

de la conversación a corta viento

Aguardiente fiel que me tomas la mano.

Al menos deja que la soledad me bese

haciéndose eterna

y que mis brazos cansados dejen de buscar.

Que la tinta derrame sólo lágrimas puras

y no el dulce aliento que no quiero soltar.

Aguardiente inútil que te beso en sonrisas,

amortigua la idea de volver a soñar.

Regrésame al mundo de ilusión y alegrías

déjame verte junto a mí

cuando llegue la hora de partir.

Anuncios

2 thoughts on “Aguardiente

  1. Leerte es un placer, aunque el dolor presente en cada historia se haya desviado en una sola dirección de la vida. La vida también tiene sus colores, música, melodías, paisajes y emociones con sabor de risas, sonrisas y suavidad.

    Me gusta

    1. Cierto. Por algún motivo que no cuestiono, estos gritos al aire que terminan en papeles (o pantallas en este caso) son reflejos más de luchas, vivencias y catarsis. Quizás incluso historias que me hagan buscar en lo humano ese andar por los ásperos caminos que nos guían.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s