Aún así

Te fuiste y aún así

sigues impresa en mis ojos.

Te cambio en mis sábanas

pero te colaste en mi colchón.

Te lavo en mis brazos

y sigues ardiendo en mi piel desnuda.

Tu sexo dejó su sabor en mis manos

tu aliento sigue rompiendo el viento

que me golpea implacable el rostro.

Tu cabello quedó en mis noches sin ti

acurrucándose en mi pecho

que alguna vez fiel le dio tranquilidad y cobijo.

Tus besos siguen embelesando mi recuerdo

que te extraña queriéndote lejos,

queriendo desconocerte por momentos.

A veces hubiese querido no vivirte

para no tener que olvidarte cada día

ni pasar noches en vela para no soñarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s