Presente continuo

Pasé

Como el viento a través de las luces

como el agua entre las ramas que le acarician

Pasé

como la nieve de la noche al día

como el calor del sol en nuestra ausencia

Pasé

dejando como única huella

el recuerdo en dos poemas

un cuento y tres canciones

Quedé en el olvido relativo

de unos labios que no volveré a besar

de la llamada que no volverá

de un sueño inconcluso

Cae una lágrima en medio de la nada

Nadie escuchará más

el tímido sonido de mis dedos dibujando en el aire

Llega la noche inevitable…

Escribo estas líneas ebrio por la soledad

Mis labios no se mueven…

Mis ojos recorren fotos…

El pasado se sienta a mi lado

con aroma a cenicienta

Cae otra lágrima con sabor a distancia.

La sonrisa se fue detrás de mi sangre

la pasión detrás de unos versos mustios

la ilusión detrás de mis amaneceres mudos

Sólo me levanta la inercia

y una espalda que le huye a las sábanas

Mis ojos se cansan de cavilar paredes ajenas

Mis piernas pesan y la vida se diluye

minuto a minuto

dentro de la savia espesa y amarga

del presente continuo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s