Un día más

El aire huele a metal

que oxida las flores sonrientes

posadas en la infancia aniquilada

en las arrugas deprimidas

en la vida que se detuvo

Escuecen en los pulmones

los gases espesos que atacan la razón

la amarga nebulosa de la ignorancia

Levanta el llanto incompetente

la triste figura del odio

que nunca había habitado aquel alma

que se niega a salir

si no es para acabar de raíz

y a mano abierta,

con toda la podredumbre

que ahoga las aves oscuras

otrora de brillantes colores adornadas

En la siembra

de los pies en el asfalto

florece su aspereza en corazones

su dureza en las manos

su gris en la sangre

su aridez en el ser.

Anuncios

5 thoughts on “Un día más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s