Otro Domingo

El postre se va diluyendo mientras Javier Limón y Concha Buika van cerrando mis ojos con la perfecta armonía que le regalan a esta tarde.

Aún queda el delicioso olor de carne y chorizos del asado y la montaña me saluda en pleno atardecer.

Niños corren consentidos por un viento dulce que les regala el olor de dulce que desprenden sus risas y llenan de bendiciones al cielo que se tiñe de gris y naranja.

Mirando desde lejos mis ojos se dejan brillar entre el gusto y la nostalgia de otro Domingo que se va, embriagado, somnoliento, acostándose de a poco.

Mañana vendrá con aroma a Lunes y nacerán otros sueños, otra mirada.

Por los momentos me voy despidiendo de él con alegre resignación, igual volverá a venir en pocos días, lleno de nuevas promesas, nuevos momentos y bellas melodías que me vuelvan a llevar a soñar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s